martes, 25 de mayo de 2010

Historia Breve

Historia Breve.

Nos encontramos saliendo de la panadería. Después de tanto tiempo seguía teniendo problemas con las mujeres por su poca personalidad. Era lo de siempre con él. Es un hombre guapo pero a decir verdad, su carácter siempre bastó para matar el encanto.

Como andaba de malas, triste, apesadumbrado, lo llevé para la casa a saludar a los chicos. Después de todo ellos le tienen bastante estima y "de seguro lo alegrarán", pensé.

Llegamos y efectivamente, se puso de mejor humor con ellos, jugaron un rato play station y luego nos llevó a comer a la calle.

-Está ganando terreno -interrumpí divertido-.
-¿Con los chicos? No, él siempre se lleva bien con ellos...
-Con los chicos no -dije mirando a sus ojos, palabra a palabra-.
-Con mi casa siempre ha tenido confianza...
-Con tu casa no, está avanzando en tu corazoncito...
-No -replicó rotunda, y prosiguió-, con él no pasa nada. Ya sabes. Tú sabes. -Se quedó un ratito pensando y agregó- No tiene carácter, qué feo.
-Jaja -sonreí y me siguió contando-.

Cuando se despidió me dio las gracias por todo, y yo pensando '¿de qué?'.
"La pasé tan bien contigo", me explicó. "La pasaste bien con los chicos", aclaré. "¿Me los alquilas para terapia?", dijo gracioso cambiando el ambiente. "Puede ser", dije sonriendo. Reímos, me dio un beso en la frente y se fue. De la ventana le grité antes de que voltee la esquina, "No lo tomes en serio. No están en alquiler".

FIN